La practicidad de las mallas de sombreo a medida

Como su propio nombre indica, las mallas de sombreo tienen como objetivo principal dar sombra, evitando la radiación solar directa, además de proteger de la lluvia o el granizo. Disponer de una malla de sombreo con una medida adecuada es fundamental para conseguir el máximo rendimiento de los cultivos y su protección, evitando que pueda entrar la luz directamente a la planta o el fruto. Aunque suele ser lo más común, su uso no es exclusivo de la agricultura ya que también tiene otros fines, como el de cobijar cualquier espacio como pueden ser terrazas, parcelas, aparcamientos de vehículos, etc.

Disponer de mallas de sombreo a medida de Rábita es contar con mallas agrotextiles fabricadas a base de hilos de monofilamento en urdimbre y cintas de rafia en trama, de polietileno de alta densidad y en varios colores, en función de la opacidad que se necesite.

La idea de elaborar estas mallas a medida, se basa en que pueden ser utilizadas en distintas situaciones y espacios. Dependiendo del color y densidad de la malla, podremos usarla para proteger nuestros invernaderos, proveer de cobertura a los macrotúneles de producción de berries, así como en umbráculos de viveros entre muchas otras aplicaciones.

Algunas de las propiedades más destacadas de este tipo de mallas agrícolas son:

  1. Protección del cultivo del sol y los rayos UV
  2. Disminución de la temperatura
  3. Reducción de situaciones de estrés en los cultivos

¿Y para qué son necesarias las mallas de sombreo?

Las plantas necesitan luz para hacer la fotosíntesis y, si bien es cierto que, a mayor cantidad de luz, mayor es el rendimiento de la fotosíntesis, a una determinada cantidad de luz se alcanza la velocidad máxima de la fotosíntesis neta. Esto se conoce como el punto de saturación de la luz, y cuando es sobrepasado, es más probable que la planta se queme o se produzca la fotooxidación irreversible de los pigmentos fotosintéticos, dañando los cloroplastos y el futuro desempeño del vegetal.

Algunas plantas prefieren desarrollarse en la sombra, sobre todo las verduras de hoja y fabáceas como:

  • Acelgas: Se adaptan bien a prácticamente cualquier tipo de tierra y se pueden cultivar todo el año
  • Canónigos: No aguantan bien el exceso de calor y les gustan la sombra y la humedad
  • Espinacas: Requieren ambientes con poca luz y mucha humedad para que su sabor no se vuelva amargo
  • Lechugas: Se desarrollan mejor en ambientes ni muy cálidos ni muy fríos, y siempre con humedad.
  • Perejil: Crece directamente en la sombra y aunque el perejil rizado es más resistente al frío, toda especie de perejil requiere climas medios.
  • Guisanes: Necesitas ambientes frescos y húmedos para crecer correctamente
  • Habas: No les gusta el sol directo ni el calor, y también prefieren zonas húmedas

Mallas de sombreo a medida según la densidad de su tejido

En Rábita, contamos con tres tipos de densidades de tejido: 50%, 70% y 90%.

En los invernaderos del Sur de España y en los cultivos del exterior del Norte, la malla más utilizada es la malla de sombreo del 50%, debido a que deja pasar sólo la mitad de la radiación solar, por lo que se adecuará a estos tipos de climas.

Por su parte, la malla del 70% se utitizará para lugares con más sol y en los que el cultivo necesita una mayor protección de los rayos.

Finalmente, la malla del 90%, es más adecuada cuando lo que se pretende es aumentar la humedad del cultivo además de dejar pasar un porcentaje mucho más bajo de luz solar.

 

 

¿Cómo afecta el color de las mallas de sombreo?

El color de la malla afectará al porcentaje de sombreo, por lo que nosotros recomendamos  tenerlo muy presente dependiendo de la necesidad a cubrir.

  • Mallas de sombreo verdes: Son las que recomendamos en Rábita para horticultura, sirven para modificar la luz que llega a los cultivos y ayudar así a mejorar la fotosíntesis de las plantas.
  • Mallas negras o de colores oscuros: ofrecerán un porcentaje de sombreo elevado, a la vez que ayudará a aumentar la temperatura del cultivo, por lo que no convendría usarla en zonas de mucho calor.
  • Mallas de sombreo blancas: Este color es el que más luminosidad refleja, por lo que habrá que tener en cuenta que necesidad tiene nuestro cultivo a cobijar.

¿Para qué se utilizan las mallas de sombreo a medida?

Un uso alternativo sería las mallas de sombreo a medida para terrazas que, además de ser muy útiles por la sombra que ofrecen, ayudan a crear intimidad de locales y/o casas particulares, funcionando como una capa protectora al exterior. Para este uso, también deberemos tener en cuenta la densidad y el color, aunque ya será a un nivel más personal y quizá estético, debido a los gustos de cada uno.

En nuestra web encontrarás distintos tipos de densidades y colores disponibles, desde verde, plata, negro y variaciones que harán que la protección ante el sol de la malla cambie. Consultanos sin compromiso, y te ayudaremos de manera personalizada.